Festololium

INIA Merlin

  • Tetraploide
  • Ciclo largo, florece próximo al 24/10
  • Hábito semipostrado, muy macollador
  • Bianual, alta calidad de forraje
  • Excelente rendimiento en los ensayos de Evaluación Nacional de
  • Cultivares INASE-INIA
  • Muy buena sanidad foliar

INIA Merlín fue obtenido en La Estanzuela luego de cuatro ciclos de selección sobre un Festulolium spp. derivado de un cruzamiento de Lolium multiflorum x Festuca pratensis. El objetivo fue producir un raigrás bianual de alta calidad.

INIA Merlín es similar a un raigrás tetraploide, de hojas anchas y oscuras, hábito semipostrado que forma un tapiz denso y muy folioso. De ciclo largo, florece en la última semana de octubre.

Su performance productiva en los ensayos de Evaluación Nacional de Cultivares INASE-INIA ha sido muy buena. Considerando el grupo de festuloliums y raigrases bianuales evaluados en los últimos años, INIA Merlín ha sido el más destacado.

Rendimiento anual de forraje de Festulolium y raigrás bianual relativo a Maverick Gold en ensayos de Evaluación Nacional de Cultivares INASE-INIA




En el primer año INIA Merlín da rendimientos de forraje similares a los mejores raigrases tetraploides de ciclo largo, mientras que en el segundo año sus rendimientos son generalmente menores y dependientes del manejo y condiciones climáticas.



Tiene muy buena resistencia a roya, lo cual es un elemento clave para mejorar la persistencia de gramíneas bianuales así como para el mantenimiento de alta calidad del forraje.



INIA Merlín combina alta productividad y calidad, muy buena sanidad, ciclo largo y buen potencial para la bianualidad.

Implantación y manejo

Puede sembrarse a partir de los primeros días de marzo utilizando densidades de 10-15 kg/ha en mezclas con leguminosas como trébol blanco, trébol rojo y lotus. Tiene marcados requerimientos de frío y en siembras de invierno
no florece y permanece vegetativo.

Igual que para los raigrases tetraploides, su producción se maximiza con pastoreo rotativo cuando la pastura alcanza 18-20 cm. Por su hábito semipostrado y alto macollaje es muy versátil en cuanto a manejo durante el primer año.

La clave para su persistencia productiva radica en el manejo de verano y otoño del segundo año. En el verano se debe evitar arrasar la pastura, dejando siempre un remanente de unos 8 cm, y a comienzos de otoño, cuando las plantas están con menores reservas se debe realizar un descanso estratégico permitiendo que las mismas retomen el crecimiento y lleguen a unos 20-25 cm de altura antes de reiniciar los pastoreos.

Uso recomendado

INIA Merlín es ideal para pasturas de rotación corta (dos años) en mezclas con leguminosas como tréboles blanco y rojo. Su mayor potencial se expresará en suelos de fertilidad media-alta y en explotaciones con altos requerimientos de valor nutritivo tales como lechería e invernada intensiva. Se implanta muy bien en siembra directa. Puede acumular en primavera importantes volúmenes de forraje de alto valor
nutritivo para reservas forrajeras.

Status varietal:

cultivar protegido.

Licenciatario:

PGG Wrightson Seeds



Programa Nacional de Investigacion en Pasturas y Forrajes.