Avena

INIA Columba

  • Tipo blanca
  • Hábito vegetativo semi-postrado
  • Excelente adaptación al pastoreo
  • Producción de forraje similar a Estanzuela 1095 en el período de otoño-invierno
  • Floración intermedia-temprana, 12 días antes que Estanzuela 1095
  • Excelente opción para reservas de primavera por alta relación grano/forraje
  • Baja incidencia de roya de la hoja


INIA COLUMBA (LE Px133) es un cultivar de avena forrajera producto del cruzamiento de una línea de Estanzuela 1095a (seleccionada por su lento enroyamiento) e INIA Polaris.

Ha sido seleccionada por su buena adaptación a siembras tempranas, una fenología adecuada al pastoreo, resistencia parcial a roya de la hoja y alta producción de grano, todos elementos importantes para mejorar la producción de los verdeos de invierno.

Al igual que Estanzuela 1095a, tiene muy amplia adaptación a diferentes manejos de pastoreo durante el ciclo vegetativo. INIA COLUMBA se adapta a las siembras de febrero-marzo con importantes aportes de forraje en el otoño e invierno. Si bien el hábito vegetativo es semi-postrado, presenta una oferta de forraje muy interesante en el primer pastoreo para siembras de marzo.

Rendimiento de forraje para dos manejos de pastoreo (intenso y aliviado; siembra de febrero)




En la etapa reproductiva las plantas son altas, de tallos gruesos lo que la hacen algo menos susceptibles al vuelco que Estanzuela 1095a. En el promedio de años evaluados el rendimiento en grano es claramente superior al de Estanzuela 1095a y RLE 115. Las siembras de invierno (junio-julio) es dónde se obtienen los mayores rendimientos en grano.

Se destaca por su aptitud para manejo de doble propósito, tanto para grano como para heno o ensilaje. Por su ciclo intermedio es una excelente opción para destinarla a reservas tempranas y así liberar la chacra para la implantación en fecha óptima de verdeos o cultivos de verano. Para favorecer un buen resultado de la reserva, el pastoreo debe ser retirado a fines de julio y la reserva se podría estar haciendo durante la primera quincena de octubre.

INIA COLUMBA presenta una producción estacional de forraje que no se diferencia significativamente de Estanzuela 1095a en siembras de febrero y marzo con promedios acumulados para las dos épocas en torno a los 6000 kg MS/ ha.

Producción estacional de forraje en otoño e invierno para INIA Columba y Estanzuela 1095





La curva de acumulación de materia seca de INIA COLUMBA (en parte debido a la mejor sanidad) decae más tarde que la de Estanzuela 1095a, tanto en estado de grano lechoso como de grano pastoso. Esta diferencia se traduce en una mayor producción de materia seca total a madurez y mayor proporción de su materia seca total ubicada en el grano (30% más que en Estanzuela 1095a).

Distribución de la materia seca acumulada para INIA Columba y Estanzuela 1095 para siembras de marzo y cierre a fines de julio





INIA COLUMBA presenta valores bajos a medios frente a enfermedades como manchas foliares y virus BYDV. Presenta muy buen comportamiento frente a roya del tallo y para roya de la hoja se han visto niveles de infección moderados. En situaciones de cosecha de grano ó semilla, es posible que sea necesaria la aplicación de fungicida para el control de roya de hoja.

Comportamiento sanitario frente a virus (BYDV), roya de la hoja (RH), roya de tallo (Puccina graminis) y manchas foliares (MF Drechslera avenae y Septoria avenae).




Implantación y manejo

Se adapta a variadas texturas de suelo, manifestando todo su potencial productivo en suelos de buena fertilidad y no tolerando anegamientos prolongados.

Indicada para siembras de febrero-marzo. Se recomienda realizar el primer pastoreo temprano, lo que es más importante cuanto más tardía sea la siembra del cultivar. Un buen manejo del primer pastoreo se debería hacer en torno a los 20-25 cm de altura para asegurar la postergación de la inducción floral.

Siembras del 15 de febrero darían el primer pastoreo en los primeros diez días de abril, mientras que las siembras de marzo normalmente han dado su primer pastoreo a fines de abril o la primera semana de mayo.

Uso recomendado

La oferta de forraje otoño-invernal en siembras tempranas, la buena resistencia al vuelco y su ciclo intermedio, hacen de este cultivar una excelente opción de doble propósito (forraje/reserva o grano). Se recomienda el pastoreo rotativo durante el otoño-invierno y su alivio a fines de junio para maximizar la producción en primavera.

INIA COLUMBA se adapta a siembras de febrero aunque su mejor época de siembra es a partir de marzo. En siembras tempranas de febrero se recomienda no dejar acumular demasiado forraje ya que se estaría favoreciendo la encañazón de los primeros macollos.

Status varietal:

cultivar protegido.

Licenciatario:

FADISOL y COPAGRAN


LINKS DE INTERÉS


Revista INIA N° 47 - 2016 - AVENA FORRAJERA ‘INIA COLUMBA’: un cultivar para siembras tempranas y uso en doble propósito (pastoreo y reservas).
http://bit.ly/2nFpjIp



Programa Nacional de Investigacion en Pasturas y Forrajes.